¿QUIEN ME ROMPIÓ EL CORAZÓN?

Más

RECORRE MI PIEL

 

Imagen relacionada

Recorre mi piel acalorada,
recorre mis entrañas removidas,
avivas mis sentidos afinándolos,
esperando que te detengas.

Gota de agua salada hábil tu caminar,
cual gota de mar refrescante,
cual lluvia de mayo cálida,
cual lagrima caída de tus ojos.

Recorres mi cuerpo agotado,
acortándote de momentos de pasión,
te regodeas en el pozo del jardín,
cual quisieras florecerle de nuevo.

Rocío del amanecer vivaz,
golpeas la arena con marea,
mi cuerpo resiste tu enviste,
te espera para sentir tu recorrer.

©Manoli Martin Ruiz

TU PIEL JUNTO A LA MÍA

 

 

Tumbada relajada me siento, al sentir tu piel junto a la mía. Miedo me da romper este instante mágico, mirándote, bolita suave, delicada, aroma de niñez, recuerdos de cuando así se dormían mis hijos, yo los acariciaba delicadamente como tan solo sabe hacer una madre. Me miras con tanta ternura, te susurro palabras llenas de amor, ronroneas, así que bien se está sin prisas, tú y yo solas aquí tumbadas recogiendo el calor que entra por la ventana.
Duermes, acoplo mi ritmo del corazón para seguir unidas un ratito mas, hoy hace dos semanas que nos encontramos, quizás por casualidad o por el destino mi bolita, iba paseando, llegando ya a casa cuando oí un gemido, mis alarmas se encendieron, parecía un bebe llorando cerca de mí, mire a todos los lados, no vi nada tan solo el contenedor de basura, corrí hacia él, lo abrí, una bolsa verde, se movía y de allí salían esos sollozos, ahí estabas tu, mi bolita, tiritabas de frio, maullabas pidiendo alimento, que rabia me dio, que cruel malaje podía hacer una cosa así, tirar a la basura a un ser vivo, te enrolle en mi abrigo, corrí hasta casa lo primero darte un poco de leche tibia, aunque al principio fue una odisea, no sabía como dártela, al final con una jeringuilla, te la tomaste toda, ya no maullabas, no tiritabas, te deje en una cajita tapadita con una mantita, no me cansaba de mirarte, eras mía ahora , a partir de este momento nadie te haría daño, te prometí. Cada día más unidas, tú poco a poco aprendiendo a andar, a saber pedirme tus necesidades, yo como buena maestra te entiendo tan solo mirándote, ahí mi bolita cuanto te amo, eres un regalo del cielo, ahora me haces recordar que como años atrás crie a mis hijos, te tengo que criar a ti con todo mi amor, gracias bolita por hacerme sentirme útil otra vez en esta vida.

©Manoli Martin Ruiz

LAGRIMAS DE COLORES

 

 

Resultado de imagen de lagrimas de colores

Sentirte es sentir mi nacer,
saber que te tengo es mi alegría,
acariciar tu pelo es despeinarme
con la brisa marina.

Amarte es amar el aire que respiras,
saber que vendrás es mi alegría
lagrimas de colores recorren,
mis mejillas de contentura.

Tu fragancia me trasporta al prado
donde un día me desfloraste
unidos nuestros cuerpos, juveniles
amándonos como expertos en ello.

Vejez que nos deja recuerdos,
felicidad vivida, añoranza,
se seguir tus pasos, unidos siempre,
días de pasión por cada minuto.

Ayer te despediste sin decir adiós,
noche oscura sin tu amor,
día soleado sabiéndote cerca
llévame contigo , aquí ya no soy nadie.

©Manoli Martin Ruiz

MI LOCURA

 

Resultado de imagen de locura

 

Las ideas van y vienen como los pensamientos corren de un lado para otro, nada se para en el reloj, nadie vive de sus recuerdos ni se vive con los sueños de antaño, porque nadie es inmortal. Cuál sería la edad de cada individuo, si cada uno fuera dueño de su reloj, como vivir a su antojo siendo capaz de hacer y deshacer a su forma de vivir, de pensar, actuar con locura cuando no le conviene escuchar a otros que se hacen llamar cuerdos, lo imposible es actuar siempre con cordura a la vez sentirse sumergido en ese mundo que tan solo es de uno mismo.
Cuerdo quien siempre navega a la par del mundo para que lo elogien , para sobrevivir entre gentes desconocidas, no destacar en sus minutos de silencios no fuera que le mirasen como ave sin plumas para volar, un circo lleno de cuerdos que no saben sonreír a las penas ni a las noches de oscuridad. Cuerdos que hacen oídos sordos, no quisieran que las verdades les hicieran daño en su consciencia de persona normal, no quisieran que le llamaran loco.
A quien le llamaron loco, seria porque se negó a seguir unas normas que no iban con él, ese que vivía en su color preferido sin salir a dar la nota con todos los colores a su lado, era quien dedicaba sus horas más bellas a contar las estrellas, luceros encendía para guiar a la luna por su caminar en la inmensidad. Quien no quería sonreír a todas las barbaridades que oía, veía por su vecindad, un mundo donde se recluyo para quizás ser feliz con su forma de ver las cosas antes de que le negaran las verdades que ella veía.
Como saber quien con su cordura, creyéndose ser la persona más educada por no destacar entre los mortales ese que da consejos gratis porque él sería incapaz de seguir su misma opinión, a ese que llaman loco porque con nadie se asocia para ver anochecer juntos, a él no le hace falta ver anocheceres porque su vida está llena de amaneceres llenos de sonrisas, juegos de la infancia, no le hace falta ser egoísta ni orgulloso porque en su mundo no hay nadie mejor que nadie ni nadie es peor que nadie, su mundo está construido a la par de ser cada cual como es.
Prefiero que me llaman loco, ser como aquellos que saben vivir sin recurrir a nadie para hacer llorar a mis semejantes con mentiras, no quisiera que me llamaran cuerda por la regla de tres sin serlo tan solo soy yo, y ahí me quiero quedar.

©Manoli Martin Ruiz

BAILANDO ME DORMIRÉ

 

Resultado de imagen de BAILARINA CAJA DE MUSICA

 

Cuantos años, te he tenido olvidada mi bailarina, esa misma que en tardes de desconsuelo, me bailabas, te miraba, pareciese que me sonreías, me consolaba tu bailar, en esa pinta tan pequeña, una circunferencia de tan solo dos centímetros que era lo que te dejaba de espacio mi pequeño joyero, tan solo tenía que abrir su tapa, allí estabas, sonaba tu música, bailabas haciendo figuras con tus brazos extendidos, cuando te topabas con mis ojos, me sonreías, se me olvidaba porque estaba desconsolada, adiós penas por amores no correspondidos, adiós al regaño de mi madre por hacer una faena, volaba contigo a ese mundo de tules y gasas donde yo te acompañaba en tu baile. Ahora después de años bailando sola, lidiando por mis caminos, a veces sin aliento, sin ganas de seguir luchando por algo que jamás sucederá, ahora que estoy desconsolada, te quise volver a bailar, levante la tapa del joyero, ahí estabas con tu tul un poco amarillento, por el paso del tiempo, tu cara era la misma, quizás me hiciste una mueca, como diciéndome, cuánto tiempo sin pedirme consejo, aquí me esperabas, al mirarte lagrimas ruedan por mi rostro al recordar aquella juventud , como me gustaría volver a esa niñez donde todas mis penas eran una minucia, al paso del tiempo tú sigues igual, que rabia me da al verme reflejada en ti, mi cara denota cansancio, desilusión, haber perdido mi juventud entre los recuerdos, no haber disfrutado a tiempo lo que la vida me regalaba, ahora ya es demasiado tarde porque la noche empieza a caer, como mi día que ya se fue, ahora es todo noche, baila mi bailaría para mí quizás así duerma me duerma bailando contigo.

©Manoli Martin Ruiz

CONFESIONES

 

Resultado de imagen de confesiones a la luna

 

 

Cuantos sueños te conté,
sueños ir realizados por la juventud,
que nos arrancaron sin miramientos,
nos separaron sin pedirnos opinión.

Cuantos años hace que te ame,
años que seguí queriéndote,
con el alma y el corazón
sin llaves para los candados que te pusieron.

Mirar al cielo estrellado, imaginándote
suspirando con lagrimas y penar,
por esos besos que te robe en el parque,
cogiéndote las manos para acariciarnos.

Cuantos años pasaran sin sentirte,
hablarte en noches silenciosas, confesiones
que tal solo a ti te confesaría,
a ti amor de juventud, que no te marchaste,
primer amor, amor de toda mi vida.

©Manoli Martin Ruiz

Anteriores Entradas antiguas

Matemerce

Blog de la Profesora Mercedes Sardina

jecallejosus

Jesús Callejo compartir opiniones de libros y escritos - jecallejosus

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

Manoli

Aprendiz de Sueños

Guarida Letras

Grupo La Guarida del Lápiz y Papel © España 2015

BESOS ENTRE BESOS-ELSSA ANA

Otro sitio más de WordPress.com

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...