OLVIDADO

 

 

Resultado de imagen de CERRAR el baul de los recuerdos

Hoy quisiera decirte, que me sentí pobre de cuerpo y alma, que mi vida era una agonía, que deseaba ser polvo del desierto, imaginaba subir al cielo para hacer compañía a las estrellas esas que tantas veces nos acompañaron a nosotros cuando nos amábamos de noche.
Hoy no te diré que me haces falta, que echo de menos esos paseos cogidos de la mano, con nuestros dedos entrelazados, cerré con candado ese baúl lleno de recuerdos de nuestra historia medio verdad, medio mentira, no te preguntare quien de los dos dio más por esa relación, tan solo sé que di todo de corazón, hoy lave mi alma, curre mis heridas con agua de mar, respire el perfume de la noche en compañía de mi amiga la luna.
Hoy te diré que renací de mis cenizas, que vivo día a día con amor a todo lo que me rodea, que siento el sol en mi piel, me contagio de las risas de los niños jugando, porque no también juego con ellos, te diré que soy persona con ilusiones y metas que cumpliré, porque estar viva, es amar sin pautas sin manual de instrucciones para hacer todo lo que quiere tu amo.
Hoy será el ultimo día que te diré, porque a partir de ahora ya eres pasado, no entras en mi futuro, mi presente lo dirijo yo, ahora te encerrare en el baúl de los recuerdos, porque eso eres un recuerdo.

©Manoli Martin Ruiz

LA VEREDA DEL RIO

 

Resultado de imagen de enamorados en el rio

 

Paseo diario, sin compromiso pero casi obligatorio, de no ir sería como seguir de noche velando a mi amiga la luna, sería como hacer tener hambre a deshora, seria seguir intranquila pues tan solo tú me das esa paz de seguir día a día con paz conmigo misma y con los demás.

Damisela con sombrilla y pamela,
veredita del rio, paz me traes,
descubrir pasajes nuevos de vivir
sin miedos porque tú estás ahí.
Caballero, con rosas en su mano,
sube la vereda de mi rio,
camina ilusionado hacia mí,
cara de enamorado sin respuestas.
Doncella sin castillo sin dote,
soñadora con príncipes azules
sin saber que hombre de verdad
caminaba hacia mi destino.
Galán sin tierras, tus manos trabajadas
de sol a sol para ofrecerle a tu dama,
tu ilusión por vivir con ella.
Mujer deseosa que llegue a su lado
mirarle con esperanza, entrelazar sus dedos
nerviosa de no ser su estrella,
perfumada de madre selva, inconfundible.
Hombre decidido a declararle su amor,
Luceros pondrá a sus pies a su amada,
Corazón desembocado al estar a su lado,
Sin palabras se lo dijo todo, mi amada.
Damisela y caballero se unieron ,
Doncella y galán se amaron,
veredita del rio testigo de amor,
aguas cristalinas bendijeron
el amor entre mujer y hombre.
Paseos en compañía sin sueños,
vivir enamorados mutuamente,
amar y ser amado es vivir.

©Manoli Martin Ruiz

AMIGA PRIMAVERA

Resultado de imagen de feliz primavera gif

 

Primavera que calor me traes,
verdes campos, arcoíris en el cielo
en mi corazón gozo de verte
tantos meses sin saber de ti.
Cuéntame mi amiga como te fue
se que estuviste por otros lares,
que te acogieron de buena gana
al revés que yo, llore por tu partida.
Primavera dime la verdad,
Me traerás otra oportunidad de amar
el aire que respiro adormeció,
mi sangre hasta mi alma
sintiéndome enemiga del mundo.
Amiga de noches de insomnio, charlas al aire,
consejera de amores primerizos
calor me das al contestarme
la edad no importa, eres todo amor.
Primavera amiga inseparable
de mi corazón, ahora se
que al estar tú cerca mi sangre
correrá a borbotones y sonreiré.
Gracias amiga por volver a mi lado.

©Manoli Martin Ruiz

UN SEGUNDO DE VIDA

 

 

Imagen relacionada

Sentada aquí, donde nadie puede verme, con mil preguntas, algunas contestadas por otros, creyéndose sabedores de todo, aconsejan gratis quizás porque sería su sueño o meta sin realizar, viéndome a mí como su proyecto en un cercano destino, otros comentan desde la barrera se ven muy bien los toros, pero que harían si estuvieran en el ruedo frente a frente a ese animal. Que sería si caminara hacia atrás, cometería los mismos pecados, los mismos errores sabiendo cual sería mi destino, amaría a personas sin huellas en su corazón porque eran ellos quien te dejaban heridas tan sangrantes que jamás me recupere, quizás perdí los días, fechas, años por tan cruel dolor embargada sin sonrisas tan solo muecas. Al caminar por nuevos senderos me da miedo dar un traspié, caer al fondo de ese abismo jamás conocido porque nadie vino a decirme como era de oscuro, si había alguna salida, tan solo creencias de volver a ser feliz e inmortal, respeto a lo desconocido, a volver a sentir terrores diurnos al no saber moverme entre tanta gente que me acobarda sin saber que agonizo sin sentir una mirada amiga, una mano que me guie con seguridad, caminos nuevos que me harían olvidar mis recuerdos de ti, de tu risa jovial, de tu mirada verde grisácea en días de tormenta, de tu voz llamándome en la noche cuando la luna te guiñaba un ojo y pensabas que te iba a llevar lejos de mi. En esta edad mía, ya poco importa pensar en caminar por campos llenos de luz y aromas a hierba mojada después de una fina lluvia en mayo, pensar en noches estrelladas reflejadas en un mar inmenso que hasta su horizonte no sabría llegar porque siempre iría sola sin tu compañía. Aquí sentada sin saber muy bien qué haría si tú estuvieras frente a mí, aunque tan solo fuera un segundo, no recordaría heridas de tantos años de penurias, no recordaría días que me parecían noches, no recordaría tanta lluvia dentro de mí que ahoga si alma en remordimientos sin saber porque, tan solo por un segundo de volver a tenerte daría lo que me queda por caminar, sentada me quedaría sin mover ni una pestaña, porque es a ti al que quiero ver y sé que eso no podrá pasar, quizás si es verdad que después de esta vida hay otra, te veré volver a reír, a mi lado olvidando todo lo vivido en esta vida terrenal.

©Manoli Martin Ruiz

SIN VUELOS LEJANOS

Imagen relacionada

Dime porque ya no siento,
el aire entre mis alas.
Dime porque mis labios,
enmudecieron sin palabras.
Dime porque mis pies,
ya no quieren andar.
Sin vuelos lejanos,
me dejaste al irte,
alas cortadas sin piedad,
abandonada a mi destino.
Dime si ahogaste mi corazón
en lagunas oscuras donde,
la luz es tan inexistente,
que la muerte es patente.
Dime porque me encadenaste
a este calvario sin poder volar,
a sentirme morir en vida,
a desear que acabe mi agonía.
Dime porque si me amabas
me abandonaste sin pasos,
caminos de espinas sembraste,
tu amor fue libertad en juventud
tu amor es mi prisión sin tenerte.

©Manoli Martin Ruiz

¿CUAL SERA SU DESTINO?

 

 

Entre tus manos, creador, tu última creación, un pedacito de tierra de color verde, como la esperanza que pusiste en el. Creador que hiciste que nuestro planeta fuera acondicionándose a los que seriamos habitantes de tu obra, das con sol para vivir de nuestro esfuerzo, luz que haría crecer a los niños sanos, plantas llenas de brotes que al final de su etapa darían frutos jugosos, una oscuridad con sombras de estrellas , una luna bailando entre aguas que invitan a baños de purificación, noches de sueños con amores aun desconocidos como si de otros mundos se tratase, caminos conduciéndose siempre a la misma pradera llena de mariposas revoleteando entre mil flores con su aroma y polen donde las depositaran en otras tierras para hacerlas fértiles. Difícil tu elección, a quien o quienes la trataran como si fuera su propia madre, la adoraran, la respetaran, la cuidaran como si de su última tarea que tuvieran que hacer. Día tras día, noche tras noche, observas, vigilas a tus creados, para al final tener la mejor decisión, para quien seria ese pedacito de luz, agua, luz y a su vez oscuridad, seria para los humanos más humildes que observaste, los más pobres en materia prima, menos orgullo y mas humildad, los que siempre se llamaban hermanos, porque desde el principio de la vida terrenal así decían haber escuchado, una voz se lo decía en una noche con mil estrellas con humildad y respeto, seréis ricos en ilusión , esperanza siempre de ser mejores hermanos y mejores hijos, allí depositaste tu pedacito de tierra llena de amor, con aguas tan claras que se podían ver hasta el infinito de tu creación, valles llenos de vida entre hombres y animales, agua que recorrería el corazón de los enamorados de la vida, enamorados de tu tierra porque tú se la ofreciste y ellos la cuidaran hasta el final de sus días, el día que los recibas te preguntaran ¿Creador te defraudamos? Cuidamos de ella como si fuera nuestra madre porque , es nuestra madre tierra.

©Manoli Martin Ruiz

Fragancia de vainilla

Anochecido, sentada en la oscuridad,
sabiéndote cerca de mí, te espero
fragancias y aromas en el ambiente,
me recuerdan a mi jardín en plena flor.

Esta noche entro y cierro la puerta
no tropiezo en la entrada
pero me llevo dentro
el perfume de musgo.

Observándote, aspiro tu aroma
confundiese con mi perfume
a flor joven e inexperta,
varita de vainilla o jazmín.

De la colada sentiré
un olor a vainilla
será intenso y femenino
y me pararé un poco
a olerlo con respeto
esta noche.

Inmóvil casi sin respirar estoy,
dejando caer mi aroma para ti,
cual roció a la madrugada,
deleitándome en tu cercanía.

Se que no eres para mi
una flor púdica o sin sabor
ni que como las otras
me ostentas las desnudeces de tus pétalos,
sé solo que eres
una flor gallarda, pero esta noche
paso la puerta y espero.

Flor tímida quizás por juventud
esperando a desojar mis pétalos,
orgullosa de ello, te desafío
al querer más profundo.

Estarás cubierta con tu manto
de espinas, y me acercaré
solo de lejos la nariz
para sentirte ese olor
y tu, a mi toque,
te abrirás un poco y luego
un poco te embriagaras de un perfume
que solo yo podré quizás
extraer y conservar.

Bajo la guardia, retiro mis espinas
para ser olida por ti, yo te oleré
aroma nuevo en mi sentir,
pétalos que poco a poco se rinden a ti,
esperando tu acariciar aterciopelado,
dejo caer mi pureza, te abro mi corazón.

Tendré manos de néctar
esta noche, después haber pasado el umbral
y cuando completamente
te estés abierta bajo mis manos
serás salobre y espumosa,
serás una flor de mar
húmeda y espumosa.

Cual flor agradecida a su colibrí
que la acaricia con ternura para desflorarla,
flor que se sabe querida y respetada
vaina de vainilla se la antoja tu olor,
perfume a mar revuelto al saberse
cómplice de nuestro encuentro.

© Manoli Martin Ruiz & Greg D.

Anteriores Entradas antiguas

Matemerce

Blog de la Profesora Mercedes Sardina

jecallejosus

Jesús Callejo compartir opiniones de libros y escritos - jecallejosus

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Horacio Lozano

Si encuentras a ese alguien que te hace feliz, disfrutalo. La vida no suele ser justa ni dar muchas oportunidades.

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

Manoli

Aprendiz de Sueños

Guarida Letras

Grupo Literatura y Arte La Guarida del Lápiz y Papel © España 2015

BESOS ENTRE BESOS-ELSSA ANA

Otro sitio más de WordPress.com

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...