NIDO VACÍO

Imagen relacionada

Gorrión sin cielo sin plumón
donde volaras sin tu timón,
avecilla sin color blanco, negro
nido vacío, sin calor.

Paloma cantarina, bella,
plumas blancas como la nieve
iras y volverás a tu nido,
paloma de tu mundo no saldrás.

Gaviota entre océanos, tempestades,
Huracanes tus alas saltaran,
A tu nido siempre volverás,
Fiel amiga de tus aguas cálidas.

Mujer que envejeciste,
dentro de tu nido no saliste,
mujer que te entregaste sin límites,
mujer que sola estás en tu nido.

©Manoli Martin Ruiz

Anuncios

MAESTRA Y APRENDIZ

Cada noche te espero,
como agua de mayo,
me devolviste la ilusión,
de anochecer junto a ti.

Anochecer deseando estoy ver,
cada minuto es eterno
hasta verte despuntar en el horizonte,
amiga más que maestra.

Amiga llena de vida e ilusiones,
amiga que me cuentas,
tus andanzas en la tierra,
consejo me pides, historias te cuento.

Abandono mi paraíso terrenal,
jamás te dejaría amiga mía,
por el día mujer trotamundos,
por la noche tu aprendiz de sueños.

©Manoli Martin Ruiz

ROCIÓ OTOÑAL

 

Resultado de imagen de ROCIO OTOÑAL

Hoja ocre que te caíste,
abandonaste tu hogar,
caminos querías recorrer,
andanzas contar.

Rama seca que hiciste sangrar,
gota a gota se apagara,
tronco del alma ennegrecido,
roció otoñal que te recordara.

Hoja ocre cruel tu destino,
vagabundear por calles sin
encontrar a nadie que te ame,
pisoteada sin piedad, rama que te llora.

Otoño sin retorno sin aliento esta
recuerdos te atormenta de tu tronco,
cuanto amor y protección te dio,
sin pedir nada a cambio.

Hoja ocre que con orgullo,
te reías, abandonaste todo,
creías que eras perdurable,
en tu otoño estas sola y hundida.

©Manoli Martin Ruiz

MI RESPIRO

Resultado de imagen de CAZADOR DE SUEÑOS

Era cual marinero sin velas,
era cual tormenta sin lluvia,
era cual cazador sin escopeta,
era todo y nada, no importaba.

Era hombre sin escrúpulos,
tiraba de la cuerda sin medir
si el nudo ahogaba o reventaba,
un ser sin nombre, el innombrable.

Noches llenas de huracanes, heladoras
insomnio que me hacia soñar,
quien sería si supiera amar,
hombre sin sombras del pasado.

En mi soledad de mi mundo
aullidos de dolor, sin rencor,
agonía sin respiro ni suspiros
nadie llamo a mi noche, amarme.

Llegaste a mí, cual tormenta de aromas,
perfume a jazmín me recorren mi cuerpo,
tu mirada derrite mi tempano,
tu boca se me figura la diosa del amor.

Tu florecida sin desflorar confiaste,
tu cuerpo y tu alma con dulce miel,
barco con velas hacia tu mar,
seré tu tormenta de pasión,
sueños cazare para hacerte feliz.

©Manoli Martin Ruiz

EL TREN DE LA VIDA

 

 

Este tren viejo que recorre el camino de la vida de todos sus pasajeros. Lleno de pasajeros de cualquier índole, de edades tan dispares como sus pensamientos durante el trayecto, donde su pitido de parada y salida nos saca de nuestra monotonía.
Vagones de cabecera donde la niñez inocente no entiende de maldades, su destino es ser un niño donde todas sus preocupación son tener amiguitos con los que jugar en los ratos libres que les queda después de las clases, merendar un bocadillo de chocolate, compartirlo con su chica preferida, para él es la más guapa, oh su pequeña flor en miniatura.
Los vagones intermedios van cargados de personas llenas de sueños, metas sin realizar, pues piensan que hay tiempo para hacer y deshacer todo los que les salió mal, tiempo que dividirán para formarse como personas adultas, estudiar deberían tener un futuro más gratificante que sus padres, crear sus hogares propios pues hasta ahora vivían con mama gallina debajo de su plumaje, era tiempo de independizarse, crear su propia familia, con orgullo pasearían con sus retoños.
El tren sigue su camino llegando a la zona más antigua del viaje, no por ser más vieja es más fea, los vagones de atrás vamos esas personas que ya hemos recorrido nuestro camino, metas casi cumplidas, ya no se realizaran, el tiempo nos engaño, se acaba sin dar aviso, una noche piensas que bonito fue ir paso a paso por nuestro camino, que dicha sentimos al ver crecer a nuestros hijos y nietos. El chirriar de sus frenos nos inmunda de pena, sabiendo que el final del trayecto se acerca, nos bajaremos según nos llamen y ahí para nosotros se acabara el viaje de nuestra vida, en segundos pasaran ante nuestros ojos ese tren que fue donde nos dejaron subirnos para después obligarnos a bajar sin previo aviso.
El tren de la vida seguirá su trayecto, los vagones nunca quedaran vacios, el sabe bien que los primeros serán los segundos, y los segundos pasaran a los últimos, siempre el mismo recorrido, siempre el mismo destino, recorren por sus viejas vías, con pasajeros que su final es bajarse en la parada del fin de su vida.

©Manoli Martin Ruiz

NOCHE OSCURA

 

Noche sin luna, sin luz que ilumine mi camino de vuelta a mi solitaria casa.
Amor mío que nuestra cita se alargo con agonía, un suspiro te llevo lejos de mí.
La noche me traería tormento cual sin estrellas es el infierno.
Amor de juventud siempre a escondidas, con riesgo a morir en el intento.
Noche de luto que dibujo una sonrisa al decirme te quiero.
Una lagrima derrame al oírte, sabiendo que sería la última vez.
Noche oscura, noche de luto, amada mía¿ porque me abandonas?

©Manoli Martin Ruiz

MI ÁNGEL, MI DEMONIO

 

Imagen relacionada

 

Amor de mis cuatro estaciones,
no temas que nunca te abandonare,
eres mi ángel de la guarda
eres mi demonio en noches de pasión.

Sosiego me das en mañanas de invierno,
caricias como el mismo sol,
calentando mi piel helada,
camino de rosas sin espinas, sembraste
para mi paseos matutinos, gran amor.

Mi demonio sin escrúpulos,
haciéndome enloquecer por tus caricias,
avivas el fuego para quemarme
entre tus brazos, pasión sin freno,
quiero arder entre mi lecho y tu cuerpo.

Los ángeles no podrán rebasar,
su infinito azul ni tocar tierra,
demonios que no abandonaran,
su calor ni a tierra saldrán.

Ángel de amaneceres con delicadeza,
demonio que me abrasas con tu guerrero.

©Manoli Martin Ruiz

Anteriores Entradas antiguas

Matemerce

Blog de la Profesora Mercedes Sardina

jecallejosus

Jesús Callejo compartir opiniones de libros y escritos - jecallejosus

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

salafrancablog

Loca y despeinada. Más en twitter: POEMAS DESCARRIADOS

Manoli

Aprendiz de Sueños

BESOS ENTRE BESOS-ELSSA ANA

Otro sitio más de WordPress.com

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

A %d blogueros les gusta esto: